El Anomalocaris expone rasgos muy llamativos como «brazos» armados con espinas con los que se llevaba la comida a la boca, ojos compuestos, con una estimación de hasta 30.000 lentes por ojo, boca en forma de anillo, que no podía llegar a cerrar, con hileras de dientes para triturar la comida, lóbulos laterales que rodeaban todo el cuerpo, entre otros. Las diferentes especies de Anomalocaris estaban en la cima de la cadena alimentaria en los océanos del planeta. 

 

Alcanzando hasta un metro de largo, se trataba de una criatura realmente gigantesca para su época, por lo que depredaba toda clase de fauna contemporánea.

En el vídeo, hay que ver desde el minuto 3:50 al 13:00 y responder a las siguientes cuestiones:

 

  • ¿Cómo se llama el pececillo que vence a Anomalocaris?

  • ¿Qué longitud tiene el Ortócono?

  • ¿Cómo se llama el animal parecido a un escorpión pero de un metro de longitud y con branquias?

  • ¿Y, por último, quién se come a éste si se descuida?