Cebollino

​​

Allium schoenoprasum, también conocido como cebollino, cebolla de hoja , ciboulette, cebolleta, cebollín o cebollino de ajo, es una hierba de la familia de las aliáceas, de la que se utilizan sólo las hojas picadas como hierba aromática; su bulbo, tiene un sabor muy similar al de la cebolla blanca o común común pero de menores dimensiones y que no se consume. Se diferencia de la cebolla de verdeo o china que es de mayor dimensión, incluso llegando a duplicarla en tamaño, de la que se utiliza el bulbo pero no la hoja.

El cebollino es originario del extremo norte, las tierras que hoy forman parte de Canadá y Siberia. Se introdujo al resto de Europa como hierba de cocina y aromática, pero se ha naturalizado sólo raramente. Donde crece en estado silvestre puede hallarse a la vera de los caminos o de las vías del ferrocarril; en esta forma puede encontrarse A. schoenoprasum var. sibiricum, una variedad más robusta y alta.

 

El cebollino prefiere ubicaciones soleadas y suelos húmedos, ligeramente arcillosos. Crece desde el nivel del mar hasta los 2500 m. Es resistente a las heladas, y resulta poco afectado por las pestes y predadores animales, a los que repele la alicina.

Cuando se les pregunta a los chicos y chicas qué animal les gustaría ser si fueran un animal, eligen animales que encarnan sus cualidades predilectas: la fuerza del león, la velocidad del guepardo, la majestuosidad del águila...

 

Pero si nos pidieran ser una planta, ¿qué planta seríamos? Acostumbrados a elegir siempre animales, a lo mejor nos han puesto en un aprieto...

 

Yo, particularmente, lo tengo muy claro: elegiría ser un cebollino. ;)

 

El cebollino, en su medio natural, e incluso en la mesa, es alegre, libre, fresco, no deja a nadie indiferente, hermoso, fuerte, bello... ¡Seamos cebollinos! ¡Hagámonos cebollinos! Pasemos por la vida dando aroma, color, alegría, ganas de vivir... :)

 

¿Y tú? ¿Cuál elegirías...?

Cebollinos felices y haciendo felices a los demás...